Diverso

Rábanos Balsámicos Asados ​​Con Tomillo Fresco

Rábanos Balsámicos Asados ​​Con Tomillo Fresco


We are searching data for your request:

Forums and discussions:
Manuals and reference books:
Data from registers:
Wait the end of the search in all databases.
Upon completion, a link will appear to access the found materials.

FOTO: Karista Bennett

Al crecer en una pequeña granja, mi madre cultivaba una excelente cosecha de rábanos todos los años. Recuerdo haber pensado en lo hermosos que se veían los pequeños globos rojos y rosados ​​sobre una ensalada de la huerta o cortados en rodajas con mandarinas sobre verduras frescas y luego rociados con una vinagreta de cítricos. Incluso entonces me atrajeron el color y la intriga picante de los rábanos.

Hasta la escuela culinaria, un rábano no era mucho más que un tubérculo crujiente que encontraría en una ensalada o en un plato de verduras. Sin embargo, en una clase particular usamos rábanos en algunos platos de carne asados ​​a fuego lento, y los mezclamos en un plato de verduras picante. Asar los rábanos cambió por completo el perfil de sabor y me encontré comiéndolos directamente de la bandeja para hornear.

Asar rábanos suaviza un poco los sabores picantes y resalta un ligero dulzor. Aunque no son terriblemente dulces, es suficiente para equilibrar el sabor picante y darle un equilibrio satisfactorio. Los rábanos también permanecen relativamente húmedos durante el asado y terminan con un poco de textura de papa, pero no tan pesados.

El vinagre balsámico parece el ingrediente perfecto para combinar con rábanos asados. El vinagre endulza y carameliza los rábanos durante el asado, creando un sabor encantador que complementará tanto las carnes asadas como los platos de pescado. Adornar con tomillo fresco picado reúne todos los sabores para una guarnición increíble.

Aunque adoro estos rábanos servidos calientes, si tengo sobras, los agregaré a sopas y guisos o los cortaré en dados y los agregaré a una ensalada tibia de espinacas.

Rendimiento: 4 porciones

Ingredientes

  • 2 manojos de rábanos frescos
  • 2 cucharadas de aceite de oliva extra virgen
  • 1 cucharada de vinagre balsámico de buena calidad
  • sal y pimienta fresca al gusto
  • 1 cucharadita hojas frescas de tomillo, ligeramente picadas

Preparación

Precaliente el horno a 400 grados F.

Recorta la parte superior y los extremos de los rábanos y corta los rábanos más grandes por la mitad, dejando enteros los rábanos pequeños. Me gusta una variedad de rábanos enteros y partidos por la mitad. Coloque los rábanos en un bol y mézclelos con el aceite de oliva y el vinagre balsámico y una pizca de sal y pimienta.

Vierta la mezcla en una bandeja para hornear forrada de pergamino (con el lado cortado hacia abajo). Ase durante 12 a 15 minutos, o hasta que los rábanos estén crujientes, tiernos y ligeramente dorados.

Saca los rábanos del horno y, mientras aún estén calientes, espolvorea con el tomillo picado y un poco más de sal y pimienta. Transfiera a un bol y rocíe con un poco más de vinagre balsámico. Sirva caliente.


Ver el vídeo: Experimento: Rabanitos en maceta con poco sol en tres sustratos distintos Huerto en maceta (Julio 2022).


Comentarios:

  1. Mikaktilar

    Bueno, Nicho así ... bueno.

  2. Mohn

    Lo acepto con placer. En mi opinión, esto es relevante, participaré en la discusión. Sé que juntos podemos llegar a la respuesta correcta.

  3. Faejas

    Wacker, me parece una idea notable

  4. Stanhope

    ¡No es tu asunto!

  5. Brychan

    Por supuesto. Y me encontré con esto. Podemos comunicarnos sobre este tema.

  6. Lucero

    Maravillosa frase

  7. Galeno

    Tan lindo))



Escribe un mensaje